Existe una dualidad falsa, y vamos a verlo en este post. Un poco alimentada por la falsa idea de que la tecnología solo existe para reemplazar el trabajo humano. A nuestra vista la dualidad entre la tecnología y el campo no existe, solo es cuestión de comenzar a trabajar las ideas y potenciar el campo. La producción se potencia fuertemente cuando se comienza a pensar fuera de la caja. A continuación les compartimos algunos ejemplos.

Los drones como herramienta para fumigar el campo:

https://www.youtube.com/watch?v=ZTAgDxL5t6M&t=6s

El dron no solo cumple la tarea de fumigar o esparcir el productos, sino también,  a través de imágenes tomadas con cámaras multiespectrales y cámaras térmicas, es posible detectar problemas en cultivos, áreas con falta o exceso de agua y detectar zonas concretas donde es necesario el uso de pesticidas o de otro suplemento agrícola.

La tecnología existente hace posible llevar a cabo una fumigación de alta precisión. Esto puede reducir en un 60% la cantidad de pesticida a utilizar.  Hay drones agrícolas que pueden transportar aerosoles que llevan hasta 10 litros de pesticidas y pueden volar hasta 500 metros de altura.

No tengo que explicarles la reducción del impacto ambiental a la hora de utilizar técnicas de precisión para la reducción del impacto ambiental.

Ahora bien, si creemos que el gran desafío para los próximos años es utilizar la tecnología para mejorar la cadena de valor de productos alimenticios, de tal manera que reducimos el desperdicio, estamos creyendo en lo mismo que cree Frubana. Creemos que podemos llevar más alimentos a las mesas de todo Latinoamérica a un mejor precio y alcanzando a más personas. Esto será un real impacto social. Para esto será central integrar los procesos productivos, pudiendo dar visibilidad  a los procesos de negocios. Una fuerte integración con nuestro todos actores es clave para mejorar estos procesos.

El cultivo intensivo y tecnificado no está limitado a las grandes extensiones o a los cereales/ oleaginosas y forrajes, también puede utilizarse en la producción de frutas y verduras. Para eso no hay que irse a extremos de tecnificación o elementos operativos tan llamativo como un ejército de drones, que suelen estar fuera del alcance del pequeño productor.

Tenemos  un caso de éxito como colombiana Agroclick, una plataforma que ofrece al pequeño productor cursos virtuales que puede tomar desde su celuar, para mejorar su producción y explotación de su cultivo. Otro ejemplo es Argerpix que le permiten al pequeño productor una mejor gestión de su explotación.

Como les dije el duelo tecnologia vs el campo, no es tal, sólo existe en nuestra imaginación.

Creemos que, como sociedad debemos dar un paso adelante y buscar integrarnos para lograr un mejor resultados para todos. No ver al otro, como un enemigo, como alguien que se va a aprovechar de mi, tanto sea proveedor como cliente. Sino como alguien que tiene que crecer junto a nosotros para lograr nuestros objetivos.

Por: Diógenes Alberto Moreira – Vicepresidente de Ingeniería en Frubana

También puedes leer: La revolución de la tecnología verde

¿Cuál es tu reacción?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0