Durante la pandemia, la industria de entrega a domicilio creció debido a la implementación del home office. Dos años después del inicio de la pandemia, se ha convertido en una tendencia que llega para quedarse, o para implementarse en un modelo híbrido, con algunos días en oficina.

La comida, una industria indispensable, siempre hará acto de presencia en los hogares, y por ello es la opción ideal para iniciar un negocio desde la comodidad de tu hogar, sobre todo si cuentas con opción para entrega a domicilio.

Elige la comida que quieres vender

buscando que sea algo que sepas cocinar y tenga buen sabor, pero sobre todo que disfrutes hacer, ya que es una comida que prepararás, probarás y olerás muy seguido. Recuerda que no todos los ingredientes son aptos para congelar.

Planea quienes serán tus clientes

pues esto te dará información sobre el modo de entrega o preparación de la comida, y los horarios en que estarás funcionando. Puedes vender comida casera a domicilio, empaquetada para que tus clientes la preparen o poner una mesa si en tu casa cuentas con un espacio que dé hacia la calle.

Prepara tu plan de negocios:

nombre, descripción de actividades, mercado, capital y plan de monetización. Esto te permitirá tener una base con la cual crecer, si en algún momento deseas poner un local.

Recuerda que, por muy pequeño que sea tu negocio, necesitas registrarlo,

para lo cual te servirá tu plan de negocios. Las empresas que venden alimentos requieren licencias y permisos para asegurar cuestiones de salud e higiene, y veracidad en los ingredientes de preparación. Revisa cuáles son los requisitos en tu localidad y realiza tus trámites con tiempo.

Arma tu cocina con el equipo, utensilios, envases y todos los materiales necesarios

para preparar los alimentos que has definido en tu menú y consigue ingredientes frescos, como los que encuentras con los proveedores de Frubana. Esto te permitirá calcular costos y seleccionar el precio final de cada plato.

Elabora tu plan de marketing para promocionarlo.

Esta parte es fundamental si solo vendes comida para llevar, ya que, al no tener un espacio físico que los clientes puedan ver al pasar cerca, necesitarás darte a conocer de otras formas; puedes apoyarte con la entrada Marketing para restaurantes.

De acuerdo a estudios, las comidas que mejor se venden son: comida “de paso” como los tacos , tortas y quesadillas; comida corrida con menú completo, sobre todo en zonas de oficina; y postres, como pastelitos, churros, gelatinas.