De todas las herramientas indispensables para atención a clientes, WhatsApp se lleva el primer lugar por las ventajas que ofrece en visibilidad, conectividad e inmediatez.

Lo mejor de todo, es que existe Whatsapp Business, una versión para negocios que puedes descargar de manera gratuita. Para utilizarla, solo necesitas un Smartphone. Te sugerimos adquirir uno que sea para uso exclusivo del restaurante, de esta forma tendrás separados tus contactos personales de tus clientes.

Al igual que WhatsApp personal, requerirá un número de teléfono para iniciar sesión y te pedirá poner el nombre y categoría del negocio; además, puedes agregar toda la información de tu negocio: dirección, horario, página web, redes sociales, descripción de la empresa y correo electrónico.

Una función que puede que hayas visto en WhatsApp, son las listas de difusión, que son distintas a los chats grupales en donde ingresan los contactos a interactuar entre todos. Las listas permiten enviar mensajes en chats privados, sin que el receptor sepa que ese mensaje se envió a varias personas. Para aprovechar esta herramienta en tu negocio, puedes hacer listas en donde envíes tu menú del día, promociones exclusivas, o incluso encuestas de calidad.

¿Por qué debes usar WhatsApp Business?

Dentro de las funciones adicionales, se encuentran los mensajes automáticos. Mensajes de bienvenida que aparecerán cuando un cliente escriba, mensajes de ausencia si un cliente escribe en un horario en que no te encuentres dando servicio, o crea atajos en el teclado para enviar mensajes predefinidos para respuestas comunes como “Ese platillo se terminó” o “Desea su quesadilla con o sin queso?”.

Además de lo que ya te contamos arriba, esta aplicación ofrece herramientas adicionales que pueden ayudarte a llevar un seguimiento de cómo le va a tu negocio: crea tu catálogo con imágenes y descripciones, para que tus clientes puedan consultarlo rápidamente; coloca etiquetas para ubicar a tus contactos frecuentes o incluso para marcar un pedido en proceso; y finalmente, revisa las estadísticas para conocer más sobre los mensajes enviados, recibidos y leídos.

Si tienes página web o perfiles en redes sociales, puedes vincular tus cuentas o colocar un enlace directo para que al dar clic los lleve a un chat privado. Recuerda que la parte más importante de esta y cualquier herramienta, es la atención, así que asegúrate que la persona encargada de responder los mensajes pueda transmitir calidez y confianza a tus clientes, y que conozca todos los detalles del negocio para poder responder cualquier duda rápidamente.